Publicado por admin el ene - 19 - 2014 en Recetas
Ingredientes
Para los rollitos: 2 filetes grandes de pechuga de pollo , sal, pimienta. 8 orejones, 8 ciruelas sin hueso, 1 cucharada de miel, ½ cucharada de aceite de oliva virgen extra. Para la salsa: 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, 1 cebolla mediana, 4 orejones, 4 ciruelas deshidratadas, 125 ml de coñac, 150 ml de caldo de pollo, una pizca de sal, una pizca de pimienta molida.
Cocina: Elaboracion: 40 mins Comensales: 4 pers.

Son muy sencillos de hacer, y quedan muy bonitos.

Ponemos a macerar en el coñac los orejones y las ciruelas que utilizaremos para la salsa, como mínimo durante una hora (la primera vez que hice  esta receta me pareció mucha cantidad  de coñac, quizás porque no me gusta mucho el sabor de licor en la comida, pero me sorprendió, la salsa no sabe  a coñac).

Abrimos  cada filete de pollo, salpimentadlo un poco y colocamos en su interior los orejones y las ciruelas a nuestro gusto.
Cerramos  cada filete haciendo un rollito apretado, y lo envolvemos  muy apretado con un trozo de plástico transparente como si fuera un caramelo. Procuramos ser generosos con el plástico con el fin de que no se nos abra el paquete durante la cocción. Pinchamos cada paquetito en 4 o 5 sitios con un palillo.

Ponerlos a cocer al vapor en una cacerola, durante 20-25 minutos. Yo hago el caldo de pollo  a la vez que cuezo al vapor  las pechugas, con un trozo de pollo un puerro  y  una zanahoria, pongo un colador grande sobre la tartera y con ese vapor se me hacen las pechugas, tapando la cacerola.
A los 20 minutos pinchamos  con un palillo para saber si están cocidos. Si lo están, el palillo entra suavemente y sale totalmente seco.
Las dejamos  enfriar y las quitamos  el plástico transparente.
Untamos  los rollitos con la miel (este paso es opcional, pero así queda un acabado tostado en la pechuga, y más bonito al servir).
Ponemos  en una sartén la cucharadita de aceite de oliva virgen y pasamos  por la sartén los rollitos de pollo durante un par de minutos a fuego medio, hasta que tengan un   bonito color dorado.

Para hacer  la salsa:
Ponemos  en un cazo el aceite de oliva y cuando esté caliente, añadir la cebolla troceada.
Cuando esté bien pochada, ponemos  los orejones y las ciruelas en el cazo (los que teníamos macerando en el coñac)

Removemos e incorporamos  el coñac.
Dejar que se evapore el alcohol un minuto, sin dejar de remover, y a continuación, añadir una pizca de pimienta y el caldo de pollo. Dejar cocer unos 10 minutos.

Probar como esta de sal y triturar la salsa con la batidora, colamos  la salsa para que quede más finita  y la  volvemos  a poner en el caso. Dejar que reduzca a fuego lento para que no se queme, pero vaya espesando.

Montaje del plato:

Cortar los rollitos en lonchas gruesas.

Yo los he acompañado con una ensalada, pero se puede poner una guarnición de verduras  hervidas.

Servir la salsa al lado de la carne.

Comida: Tipo de comida:

Deja un comentario


(Obligatorio)

Ultimas recetas

Bizcocho de Maizena

Publicado el jul - 1 - 2020

0 Comentarios

Melon con jamon

Publicado el jul - 1 - 2020

0 Comentarios

Tarta de crema y...

Publicado el jul - 1 - 2020

0 Comentarios

Salmorejo de manzana

Publicado el jul - 1 - 2020

0 Comentarios

Ultimas entradas

Bienvenidos

Publicado el dic - 4 - 2013

21 Comments